Son las molestias que aparecen generalmente al día siguiente de un entrenamiento intenso o diferente al que estás acostumbrado. Hay varias teorías, pero generalmente se asocian a microcristales de ácido láctico que no han sido correctamente procesados en los músculos. Su nombre técnico es «mialgia diferida».

Volver