Hablamos de una vía metabólica ( manera de conseguir energía) que no requiere el oxígeno para funcionar. Cuando un esfuerzo es de corta duración e intenso el cuerpo no necesita del oxígeno para coseguir ATP ( moneda energética). El organismo se vale del ATP y de la fosfocreatina para liberar una gran cantidad de potencia disponible en los músculos.  En el momento en que el ejercicio físico se prolonga en el tiempo, estas reservas se agotan y los músculos requerirán al oxígeno para funcionar.

Volver