Es la cantidad de energía que el ser humano necesita para mantener sus funciones vitales. Se suele medir en kilocalorías. Va a depender de tu propio metabolismo así como de tu peso, sexo y edad entre otros factores.  A más peso necesitas más energía y a más edad menos. Cuando aumentamos la masa muscular la tasa metabólica basal sube con lo que para mantener un mismo peso debes ingerir más alimentos.

Volver