Blue Flower

Secretos para entrenar en casa

A muchos de vosotros os encanta hacer deporte aún cuando las circunstancias parecen querer negaros ese placer. Es habitual en nuestros clientes el tener problemas para acudir a un gimnasio u otro lugar de entrenamiento, bien por el clima, bien por no gustarte el ambiente, bien por no tener una instalación cerca en la que sentirse cómodo o bien por vacaciones o tiempo.

Secretos para entrenar en casa

No podemos dejarnos llevar por la pereza y aceptar una excusa cualquiera para no cuidarse y entrenar. “Es que…”, es la frase que debemos desterrar de nuestro vocabulario, convertirla en un “vamos allá…”.

¿Qué podemos hacer en casa?

  1. Ejercicios autocargas: Son los ejercicios que se ejecutan usando el propio peso corporal,  dependiendo del ejercicio podemos usar un espacio de casa u otro, en general con el suelo nos valdrá ( todas la casas tienen de eso, por muy pequeña que sea la vivienda)
  2. Ejercicios con material alternativo: Internet está plagado de vídeos para hacer ejercicios con una escoba, un libro, una silla, la imaginación de tu entrenador aquí será clave.
  3. Ejercicios con material específico: Las esterillas, las mancuernas, las bandas elásticas o incluso otros implementos como fitballs, elípticas o bicicletas estáticas se han convertido en habituales en los hogares gracias a las grandes cadenas de venta de material deportivo. Si tienes un buen entrenador será capaz de sacar el jugo a cualquier aparato que hayas decidido adquirir.

El quinteto estrella

Cinco ejercicios que no requieren material, únicamente un espacio en el que quepa una persona, no hay excusa que no te permita hacerlos. Algunos tienen un nivel de dificultad más altos que otros, con un poco de experiencia deportiva seguramente los conocerás y podrás con todos ellos.

  1. Planchas sobre los antebrazos
  2. Burpees
  3. Sentadillas
  4. Flexiones de brazos
  5. Abdominales

Como estos existen miles de ejercicios que podrás hacer sin problemas y según tu programa de trabajo.

Ejercicio estrella

Tu tiempo es oro

En los días que vivimos, poder dedicar un rato a cuidar tu salud en ocasiones se puede hacer complicado. Si tardas en llegar y volver del gimnasio 40 minutos es tiempo que a veces no te puedes permitir. En casa solo tendrás que vestirte para entrenar con la ropa adecuada, trabajar, sudar y ducharte, muchas veces en una hora puedes completar tu sesión.

Problemas a controlar

Las distracciones son el principal reto al que te enfrentas. A un gimnasio tu vas a entrenar, todo allí está orientado a darte facilidades para ello, sin embargo, en casa estamos en el extremo contrario. Generalmente tenemos en casa todo tipo de entretenimientos, desde televisión, wifi, libros, la socorrida nevera, el sofá, quienes viven contigo, todos ellos grandes enemigos de tu sesión de ejercicios. Debes ser fuerte y constante, liberarte de las tentaciones y usar un reloj. Las sesiones de entrenamiento suelen tener una duración, preparas la indumentaria, el agua y el material si lo necesitas, y  pones el cronómetro del móvil, hasta que suene la alarma no debes parar tu entrenamiento. Cuando suenan los pitidos debes estar estirando los grupos musculares que has trabajado, y será la señal de ir hacia la ducha.

Distracciones a la hora de entrenar

Empieza ya, en cuanto tengas una rutina te será más fácil y cuanto más tiempo lleves con ella, más difícil dejarla.